Probamos la E-Fun TIGER

Es la última propuesta de la marca de motos eléctricas  E-FUN, se trata de una scooter homologada L3e o eq.125 que se puede conducir con el permiso A1 o B de coche. Dispone de una batería Li-ion de 7,2kWh fijada al chasis y por tanto no extraíble, capaz de afrontar recorridos de hasta 170km. Un poderoso motor brushless de 7,4kW montado en la rueda trasera del tipo hub es capaz de llevarnos a 105km/h con puntas de hasta 113km/h. La prueba la hemos realizado tanto por ciudad como por carretera y hemos podido experimentar los aspectos más relevantes de esta moto eléctrica y que ya os adelantamos nos ha sorprendido gratamente.

Ergonomía y Confort

Es un scooter de dimensiones compactas, es fácil apoyar los dos pies en el suelo al llegar a los semáforos y es que tiene una altura del suelo al asiento de tan solo 785 mm. A la hora de subirse a la moto no resulta incómodo pasar un pie por encima del travesaño central para acomodarse; su altura es relativamente baja si lo comparamos con el que tienen otros scooters parecidos. Los pies se apoyan en plataformas independientes, pero también puedes relajarte estirando las piernas “a lo custom”, apoyándolos en las plataformas inclinadas.

El parabrisas original ofrece una muy buena protección y mejora la aerodinámica en carretera, aunque uno más alto after-market que los hay, mejoraría aún más el confort sobre todo si su uso va a ser preferentemente en distancias interurbanas. A pesar de sus dimensiones contenidas el asiento de la TIGER es lo suficientemente largo para acoger dos plazas sin apreturas y con un mullido cómodo. Resulta fácil acomodarse dada la baja altura, disponiendo de estriberas desplegables para que nuestro compañero/a apoye los pies y una asidera de fundición, que bordea el asiento de atrás, para agarrarse.

Motor y batería

Su motor hub ubicado en la rueda trasera es de la marca QS, el mayor fabricante mundial de motores para vehículos eléctricos ligeros. Dispone de un par motor de 63Nm con una potencia nominal de 7kW.  En la prueba dinámica se ha mostrado muy silencioso, permite aceleraciones con alegría en toda su gama de RPM’s con una capacidad asombrosa para recuperarse con un simple golpe “de gas (electrones)” gracias a su controlador senoidal de 160 Amperios de la marca Sabvoton. Si a esto le añades la gran agilidad que muestra la parte ciclo comprobarás enseguida que la TIGER es muy divertida de usar tanto en recorridos urbanos como interurbanos. La batería es del tipo Li-ion NMC con una tensión nominal de 72v (20s) y máxima de 84V una vez está cargada al 100%. La capacidad es de 104Ah lo que le permite recorrer hasta 170km de distancia. La marca de las celdas es CATL con una vida útil de 1200 ciclos hasta el 80% de capacidad (100% DOD) con un peso total de 41kg.

El cargador es on-board de 1800W lo que implica los siguientes tiempos de carga:

  • Tiempo de carga 20-80% 3h
  • Tiempo de carga 0-80% 4.6h
  • Tiempo de carga 0-100% 6h aprox.

Neumáticos y frenos y suspensiones

Ambos neumáticos son 130/60 de la marca KENDA montados en llanta aluminio de 13 pulgadas, La tracción y agarre es correcto y han conseguido un buen compromiso entre manejabilidad urbana y estabilidad para carretera. Los frenos son del tipo CBS, en el tren delantero monta un disco de 220mm de diámetro con una pinza de 3 pistones. Detrás una disco también de 220mm y pinza de 2 pistones que sumado al freno regenerativo o eléctrico. Ese triple freno es capaz de detener esta moto de 158kg de peso incluso en momentos de frenada de emergencia tal y como pudimos comprobar en el test realizado. La suspensión trasera está encomendada a una pareja de amortiguadores hidráulicos con muelle de paso variable y en la parte delantera una horquilla telescópica. El tarado de la suspensión nos pareció correcto, quizá la delantera algo blanda, seguro se podría mejorar con un aceite algo más denso.

Instrumentación y controles

El cuadro de instrumentos es compacto y con mucha información. Un display de forma rectangular que agrupa el velocímetro con grandes dígitos en el centro y en su parte inferior nos encontramos de izquierda a derecha con el odómetro, voltímetro y Trip o parcial.

Otros aspectos

El caballete central proporciona un apoyo estable y es fácil de accionar gracias a la palanca de apoyo. El caballete lateral cuenta con un sensor a modo de cortacorrientes para impedir rodar si antes haberlo plegado. Los espejos retrovisores se ven bien. Son sencillos con asta de varilla, aunque con guardapolvos para proteger sus articulaciones. El contorno del espejo es poligonal con una superficie cóncava para conseguir un efecto panorámico.

La TIGER está disponible en cuatro colores: negra, gris, azul y rojo. Todos coinciden en combinarlos con molduras centrales en gris y plataformas en negro. Un detalle que nos ha gustado es la protección lateral a banda y bandade color negro que podemos ver por encima de la estribera del pasajero. En caso de caída es la que se llevaría todas las desgracias protegiendo así la integridad de la carrocería.

Puntos de mejora

  1. Una APP que ofrezca datos tales como recorrido realizado, velocidad media y máxima, estado de las celdas de la batería, y posibilidad de geolocalizarla en caso de robo. 
  2. Esas tapas que ocultan el basculante imitando quizá un tubo de escape, no nos acaban de convencer. Creemos que sin ellas la moto ganaría en estética.
  3. Dureza en el mando que acciona los intermitentes y lo lejos que esta la palanca del pulgar izdo. Sin duda un punto a mejorar en próximas versiones.
  4. Ligero ruido del baúl, como si no estuviera bien fijado o le faltara alguna goma en su sujeción.
  5. Espacio pobre debajo del asiento que no permite alojar un casco ni siquiera tipo JET.
  6. La moto es Full Led, menos los Intermitentes delanteros que llevan bombillas halógenas de 2x 10W.

Un tapón con llave a modo tanque de gasolina y nada en su interior. En ese espacio se podría instalar un conector hembra de recarga tipo2 que permitiría recargar la moto en aquellos PDR’s públicos o privados provistos de manguera Mennekes.

Conclusión

La moto nos ha gustado muchísimo, es extremadamente silenciosa, anda bien, acelera que se las pela, es cómoda, supera los 100km/h con facilidad, frena espectacular y lo que más nos convence es su diseño moderno y sobre todo su precio ajustado de 4.900€, que hace que no tenga rival y es que ninguna otra scooter de este tipo ofrece 104Ah de batería con además la tranquilidad de saber que tiene una garantía de 8 años o 80.000km.

Viene además equipada de serie con un parabrisas. Si estás pensando en una scooter eléctrica, añade la TIGER a tu lista, seguro te encantará. La puedes probar en cualquiera de sus puntos de venta.

Si quieres seguir todas las novedades de las motos E-FUN , únete al grupo de la marca en Telegram. Allí podrás encontrar propietarios, opiniones y respuestas a tus preguntas o dudas. ¡¡ Te esperamos!!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Oscar García Canterla dice:

    Ray 7.7 o la tiger? Yo tengo reserva de la Ray y tanta espera la Tiger me hace ojitos. Lo de las tapas traseras horribles y también le falta la hora no? Cuál de las 2 ofrece mejores sensaciones, facilidad de conducción, diversion, comodidad…y tambien servicio postventa si vives lejos de Barcelona, Zaragoza…la Puma es más moto que la Tiger pero estéticamente flakea. Buen análisis. Ojalá videopruebas comparando las 125 en mismo circuito, ruta….saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *