APP: ranking y opinión de usuarios

Uno de los reclamos comerciales que ofrecen los grandes fabricantes de motos eléctricas es incluir una aplicación móvil (APP) para sacar el máximo partido a nuestra joya tecnológica, pero ¿Qué pasa en realidad? ¿Es tan útil como habíamos pensado o nos habían comentado? Preguntamos directamente a los usuarios y por las respuestas obtenidas no se ve un contento generalizado en el uso de este tipo de aplicaciones. Nos preguntamos los motivos:

Sorprende ver cómo el 21% de los votos en lo que ha sido una encuesta de respuesta múltiple, confiesa que, aunque su moto dispone de app apenas la utiliza y sólo la vea práctica un 19% de los usuarios.

Si seguimos indagando vemos como en encuestas recientes realizadas en foros especializados las APP’s mejor valoradas por los usuarios ordenadas de mejor a peor son:

  • Liderando el ranking la de ZERO con un notable alto. No es de extrañar y es que con este lleva ya 8 años en el mercado, tiempo suficiente para haber logrado una APP casi redonda.
  • En segunda posición la de NIU con un notable. Nada mal teniendo en cuenta que es una empresa muy joven con sólo 2 años en el mercado europeo.
  • El tercer puesto es para la de Silence que, pese a la cantidad de funcionalidades incorporadas, se encuentra en estos momentos con un notable justo.
  • En cuarta y última posición la de Super Soco, que no pasa del aprobado por los pelos y es que sus propietarios están algo cansados de su poca fiabilidad, baja calidad en el posicionamiento y pobre información que ofrece.

Aun así, es de valorar que estos cuatro fabricantes hayan realizado un esfuerzo e inversión en hardware y software para poder ofrecer a sus usuarios una interfaz amigable en forma de APP, aunque como vemos ninguno de ellos llega todavía a la excelencia reclamada por los clientes finales.

¿Qué ocurre cuando se pregunta por los datos que obtienen estos fabricantes de nosotros?

Con un resultado de un 42% también en respuesta múltiple, vemos una clara desconfianza del usuario final hacía el tratamiento de la información que les proveemos con nuestros recorridos diarios. Es cierto que muchos de nosotros ya estamos dando nuestra posición a Google cada vez que utilizamos su aplicación estrella Google Maps y quizá también estamos alimentando de información parecida al operador de telefonía ya sea: Movistar, Vodafone, Orange u otros, sólo por tener nuestro smartphone encendido.
Lo que está claro es que las marcas de motos eléctricas no dejan claro su compromiso de no vender ese contenido a terceros, lo que origina recelo entre los usuarios.

¿Y qué hay de las motos eléctricas que no tienen APP? Los medianos y pequeños importadores españoles como E-fun, E-broh, NEM, TilGreen, Iotostark, Quazzar, Urbet, etc. no disponen de APP en sus modelos y es que prefieren poner foco en la parte eléctrica ofreciendo al cliente final algo más de batería, un mejor controlador, una BMS de calidad, un bus de comunicación CAN para mejorar la postventa, etc. Ejemplos claros de esto son la nueva Efun Puma que incrementa en un 50% su batería manteniendo precio, la NEM T10 que pasa de controlador de 100A a un Votol EM-150 con bus CAN, la Bravo GLE que aumenta de 70 a 100Ah su batería fija y también otros modelos que hacen esfuerzos en este sentido.

En realidad, si nos dieran a elegir a nosotros los usuarios les diríamos que lo queremos todo: una APP que nos reporte el consumo total de los recorridos realizados, que nos alerte en caso de vibración inusual por intento de robo, saber en todo momento dónde está nuestra moto, actualizaciones que mejoren nuestro hardware y seguro también les pediríamos que subieran calidad y prestaciones en la parte eléctrica y en la parte ciclo con mejores suspensiones y más mordida de freno. Ah… y todo esto sin que nos suban más el precio que ya lo encontramos alto y es que de media una moto eléctrica tiene un coste de un 30% más a su homóloga de gasolina. Por suerte muchos de nosotros con recorridos de unos 50 km/diarios igualamos el precio con las fósiles en 2 años y a partir de ese momento ahorramos dinero cada vez que nos desplazamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *