T10, la maxi-scooter Low Cost de motor central

Y por fin llegó el momento tan esperado y es que no es fácil encontrar modelos de maxi-scooter con motor central. La propuesta T10 de NEM es lo que muchos usuarios estabamos buscando pero que no encontrábamos a precios razonables. Lo más parecido «se llamaba» 14.000€ y lo protagonizaba BMW con su modelo C-Evolution que, por cierto, ya está descatalogado ya que la firma alemana dejó de fabricar la moto en junio de este mismo año 2020. 

Con este panorama el segmento de motor central se quedó huerfano, hasta la llegada en noviembre del modelo T10 al que se le ha bautizado en los foros especializados como la C-Evo Low Cost dado que tiene un precio de tan sólo 4.900€!

Investigando el modelo, hemos descubierto que lo fabrica TARO, un gigante chino cuya factoría es como una ciudad de grande.  De la electrificación se encarga la empresa ROTOM, conocidos como uno de los mejores especialistas en este tipo de tecnología. Y, finalmente de la importación y las mejoras en Europa se encarga NEM, empresa dedicada a la movilidad eléctrica con un porfolio impresionante como nunca habíamos visto aquí en España con vehículos 100% eléctricos como furgonetas, coches, motos, patinetes e incluso gadgets para los más pequeños de la casa.

Las primeras unidades DEMO de la T10 las hemos encontrado en Madrid, Barcelona y Valencia. Nos comentan que están disponibles en azul eléctrico, azul cielo, gris y negro mate. Nosotros hemos podido probar la moto en un gris precioso que gentilmente nos ha cedido OnlyScooter Barcelona y que desde aquí le queremos dar las gracias por dejárnosla testear también a nosotros 😉.

Al grano; la moto en líneas generales es ¡¡impresionante!! Se trata de un maxi-scooter en toda regla, capaz de llevar a un pasajero sin problemas, con toda comodidad y maniobrabilidad. Debajo del asiento cabe 1 casco integral y otro tipo jet. Adicionalmente se puede instalar un cofre en la parte trasera para dotarla de más espacio todavía. La moto es bonita, en mi opinión es la más cool en su categoría. Su carrocería es la misma que la Wottan Storm y debido a que el body-Shape T10 es el que más aceptación está teniendo en el mercado europeo.

A nivel eléctrico nos encontramos con un motor central de QS Motor, el mayor fabricante mundial de este tipo de tecnología. Tiene una potencia de 6kW nominales y 11kW de pico que va sobradísimo con la configuración programada por los técnicos de NEM y que está recogida en un controlador VOTOL de 150A. Damos fe que en ningún momento ni motor ni controlador se calentaron y eso que pusimos la moto al límite, incluso en subidas pronunciadas por la carretera sinuosa del Tibidabo (Barcelona).

La batería fija es de 72v 75Ah que para un peso de 80kg nos dió para hacer 120km en casco urbano y modo ECO y 70km en autopista a velocidad de crucero 110km/h. En cuanto a velocidad máxima pudimos llegar a los 120km/h, aunque la moto está pensada para esos 110km/h mantenidos.

La moto pesa 150kg y se nota ligera si la comparamos con los más de 200kg de sus competidoras. Dispone marcha atrás para sacarla de los aparcamientos, pero apenas hizo falta. La batería está la parte más inferior de la moto y eso hace que sea muy estable, sin vibraciones a alta velocidad ni extraños en curvas.

La amortiguación trasera es cómoda y regulable por el usuario gracias a una anilla o rosca que lleva el amortiguador de marca DNM. La horquilla delantera la encontramos correcta para el día a día, aunque John nos comentó que con un aceite SAE más denso, ganaría muchísimo.

Las aceleraciones desde parado son suaves y progresivas, la configuración del controlador evita malgastar la batería para aprovechar al máximo esos 75Ah que no son muchos la verdad. El modelo T10 no tiene activado el freno regenerativo, pero si el modo vela que hace que no retenga al desacelerar, por lo que se puede llegar al próximo semáforo con el empuje inicial. La sensación es como si de un punto muerto se tratara y a la que te acostumbras te gusta por lo eficiente que es, aunque no os vamos a engañar el freno regenerativo de la Vectrix nos sigue chiflando 😉

Respecto al cargador el que viene de serie es exterior y de 10A como en la mayoría de las motos eléctricas del rango 72v. No es difícil conseguir en el mercado cargadores económicos más potentes de 15 o 20A por lo que un segundo cargador siempre vendrá bien.  Hay usuarios que ya han podido integrar en la T10 un cargador on-board y de esa forma liberan un espacio en el espacio debajo del asiento.

No todo son chuladas pues la T10 no deja de ser una Low Cost y tiene aspectos de mejora como aprovechar el marcador de la derecha que ahora está vacío, para añadir un reloj horario o un display que indique el voltaje de la batería. También sorprende ver que el botón de «herramienta» que está en la botonera de la derecha no actúa. Tampoco nos convenció que el botón de la bocina fuera tan corto y pegado al botón de la marcha atrás, lo cierto es que no sé qué pasaría si nos hubieramos equivocado de botón con la moto en movimiento…

El neumático trasero tiene un perfil ancho de 70 en radio 14’, que es difícil encontrarlo en España, al menos en el catálogo de Michelín y tampoco en el de Pirelli. Aun así, se puede instalar un perfil 60, en concreto un Pirelli 160/60 R14 65H que está dentro del 3% de tolerancia que permite el reglamento.

Como extras se le puede añadir un soporte metálico para adaptar un baúl y poder así aumentar su espacio para los cascos o para compras.

Hasta aquí nuestro análisis, os dejo a continuación el resumen que de John Valero, gerente de OnlyScooter que la está utilizando a diario en sus desplazamientos cuotidianos para comprobar su grado de fiabilidad y comportamiento dinámico en las calles de Barcelona.

…. tras unos cuantos kms testando la T10, en varios modos de conducción, la verdad es que estamos hablando de un buen producto. Tiene la respuesta en aceleración que otras eléctricas no tienen, un buen nervio. En cuanto a velocidad máxima, 115 km/h. Para ser una equivalente a 125cc, más que suficiente. Para correr hay que llevar otras motos, una L3e o 125 cc es para lo que es…

Autonomía correcta. Difiere mucho del modo en que conducimos. Haciendo una conducción deportiva le he hecho 50 kms máximo. Hablamos de subidas en curva y apurando la frenada al máximo. Con una conducción urbana y «eficiente» he llegado casi a los 80 kms…

Frenada aceptable. Para la ciudad más que suficiente. Si nos vamos de curvas, yo freno fuerte (compito en carreras de moto hace más de 25 años) y deja mucho que desear. Lo normal si hablamos de unas pinzas de freno muy sencillas, nada de competición…

Estabilidad muy buena, me ha sorprendido. Suspensiones…bueno, lo mismo, aceptable para uso urbano, muy flojas si le damos caña…

Iluminación la verdad es que la veo bien, como la mayoría de las motos del mercado.

Acabados estéticos, aceptables. Nada de la mejor calidad, pero funcionales…

En fin, podría detallar mucho más, pero creo que el producto es en general muy bueno, además de bonito.

Gracias John por tan este resumen tan ejecutivo. Añadimos a continuación los comentarios de Héctor, también experto en movilidad eléctrica y ahora también propietario de una NEM T10:

…salida de hoy a retorcer el gas. Han sido 65km (30 de ida, 30 de vuelta y 5km de recorrido urbano). No le he dado tregua, cuando he podido ir a vmax, allá que he ido, si las condiciones del tráfico lo permitían. El recorrido no era precisamente llano. Algo de viento racheado y lateral, pero en general no molesto y temperatura 16 grados. He podido comprobar el error del marcador y es el mencionado 5% o algo menos, pues tanto la ida como la vuelta he tardado menos (bastante menos) de 30 minutos. La vuelta, en concreto en 25 minutos exactos. Eso para este recorrido es ir rápido. La moto va a 90 reales sin mayor problema. Echo de menos algún Amperio pues en las salidas de las rotondas le cuesta recuperar a partir de 60, pero luego es muy voluntariosa hasta los 100-110 en llano y siempre llega, aun con 60km de tralla. No echo de menos vmax, sí cómo llegar ahí. Pero, en este recorrido de ida y vuelta a lo que dé, no lo había hecho nunca (ni en un solo trayecto) con mi Quazzar (sí, eran otros tiempos). Con mi talla y mi peso (168cm, 60kg), la moto hace 70km a tope con una carga y eso, amigos míos con apenas 5kW.

Pues eso es todo amig@s, aquí tenéis toda la info que hemos recopilado hasta el momento sobre la NEM T10. En nuestra opinión es una excelente base para rodar en trayectos urbanos y también interubanos. Lo mejor de la moto es sin duda su Power Train con motor central y correa dentada que transmite sensaciones de empuje y solidez que nada tienen que envidiar a motos eléctricas premium como ZERO y BMW. Las sensaciones de la T10 son muy muy buenas y si os estáis planteando un maxi-scooter eléctrico tenéis que probarla… seguro que os encantará 😉

Podéis seguir las novedades de esta maxi-scooter en el grupo de Telegram: https://t.me/NEMspain

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 21 febrero, 2021

    […] claros de esto son la nueva Efun Puma que incrementa en un 50% su batería manteniendo precio, la NEM T10 que pasa de controlador de 100A a un Votol EM-150 con bus CAN, la Bravo GLE que aumenta de 70 a […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *